Ensayos para devolver la música a los chigres | Coro San Andres " Sergio Domingo"

El Coro San Andrés «Sergio Domingo» traslada un miércoles al mes la preparación de su repertorio a las sidrerías de El Entrego para dar a conocer su forma de trabajar e intentar captar nuevos componentes para la agrupación

El Coro San Andrés «Sergio Domingo» está devolviendo a El Entrego aquella tradición casi perdida hoy en día de cantar en los chigres. La agrupación ponía en marcha el pasado mes de enero la iniciativa de trasladar un miércoles al mes la preparación de su repertorio y sus actuaciones a una sidrería de la localidad. Estos ensayos de «puertas abiertas» tienen como objetivo, además del mencionado anteriormente de que se vuelva a oír cantar en los bares, el dar a conocer su forma de trabajar para que la gente vea que cantar en un coro no es tan complicado como parece y, así, intentar captar nuevos componentes para la agrupación. La idea ha tenido buena acogida entre  los chigres de El Entrego y el Coro San Andrés ya tiene concretado el ensayo público de este mes de febrero.

El director de la agrupación coral, Marcos Torre, explica que, aunque la iniciativa se ha materializado este año, esta había surgido hace tiempo entre los propios componentes del coro, quienes trasladaron a la junta directiva que sería positivo dar a conocer la forma de ensayar. «Es una forma de que la gente vea como trabajamos, que no es tan complicado como puede parecer», comenta el director conocedor de que hay personas a las que les gusta cantar y no se atreven a entrar en el conjunto porque no tienen formación musical. En este sentido, matiza que la mayoría de los componentes no tenían conocimientos de música «y van aprendiendo poco a poco». Por eso considera importantes los ensayos de «puertas abiertas» para que «la gente vea que no es tan duro ni complicado, que es algo relajado». No obstante, Marcos Torre sí dice que «hay que tener cierta disciplina en los ensayos», a los que dedican entre hora y media y dos horas los lunes y los miércoles.

Durante los ensayos en los chigres, el público puede ver como se calientan las voces, la técnica que utilizamos, las correcciones que marca el director… Aún así, el director reconoce que no hace tantos parones como en otros ensayos «para que no resulte tedioso» para los asistentes, quienes pueden disfrutar de parte del amplio repertorio que tiene en su haber el Coro San Andrés «Sergio Domingo». Y es que de las voces de la veintena de integrantes de esta agrupación bien pueden surgir canciones propias de la tonada asturiana, habaneras, canciones de los 60, opera e, incluso, alguna más moderna.

<div”>«Esperamos que con esta iniciativa se anime gente a llamar a nuestra puerta para entrar», indica Marcos Torre, quien por el momento se muestra satisfecho de la buena acogida que tuvo el primer ensayo público en la Sidrería El Concheso. «Hubo mucha expectación pese a ser el ensayo un miércoles a las ocho de la tarde. Fue mucha gente a vernos y es una forma de crear afición», apunta el director de la agrupación. El mismo añade que le gustaría despertar interés entre los jóvenes y que se animaran a entrar en el coro porque «la edad media de los componentes es alta, y si no entra gente joven, el coro tiene fecha de caducidad», y agrega que «puede entrar todo tipo de gente a la que le guste cantar».
Con ese objetivo, Marcos Torre seguirá al frente del coro de voces graves de El Entrego, llevando los ensayos por los chigres, para que aquellos que están indecisos vean «que se pasa bien» y que, aunque hay una serie de normas y disciplina para que la agrupación mejore, «es algo relajado que te hace olvidarte de los problemas que puedas tener fuera». Otro aspecto que destaca es las amistades y «la camaradería» que se van formando en el coro durante las actuaciones que realizan al cabo del año, que oscilan entre 20 y 30, algunas de las cuáles son fuera de la región, por lo que la agrupación realiza dos o tres viajes por España participando en encuentros que organizan otro coros con los que realizan intercambios.

El Coro San Andrés «Sergio Domingo» de El Entrego es uno de los colectivos con más socios de los existentes en el municipio, con más de 400 asociados en cuota. Marcos Torre indica que esta iniciativa de ensayar en los chigres también puede ser positiva para seguir captando socios, al igual que es beneficiosa para el establecimiento que acoge el ensayo. El director concluye que, desde luego, se trata «de una idea original» que no tiene conocimiento que otros coros realicen. «A veces si nos llaman para actuar en sidrerías cuando se inauguran o hay alguna celebración, pero ensayar en público yo creo que es la primera vez que se hace», manifiesta Torre, que está dispuesto a llevar la preparación de los repertorios a todos los bares de El Entrego que les abran las puertas.

Por lo pronto, el próximo ensayo de «puertas abiertas» lo tienen comprometido para el día 21 de febrero a partir de las ocho de la tarde con la Sidrería El Zamorano de El Entrego.